Me llamo Rosa, vivo en Barcelona y la cocina es una de mis pasiones junto con el diseño
y hacer Tags
(firmas… puedes visitar si quieres mi otro Blog de diseño de Tags, aqui: http://rosatags.blogspot.com.es/.)

No pretendo enseñar ni dar clases de cocina a nadie pues no soy ninguna Chef, tan sólo quiero compartir
mis recetas, lo que yo cocino, ya sean recetas de familia
como recetas de la web que he hecho y me gustan,
también publicaré información
y noticias sobre el mundo de la cocina, alimentación… etc… que me
parezcan
interesantes de otras webs para compartirlas aquí con vosotros.
Espero que me acompañéis en este mi nuevo Blog y que os guste lo que publique, si me seguís…. gracias por hacerlo!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

ESCALIVADA.

Hola de nuevo!

Hacía días que no publicaba nada así que hoy dos recetas.
Esta también es una receta de acompañamiento, como los 
champiñones al vino anteriores, para acompañar carne, pescado
e incluso un buen trozo de tortilla de patatas.

La escalivada es un plato típico de Cataluña, "escalivar" en catalán
significa asar, es un plato que se compone de pimientos rojos,
berenjenas, tomates y cebollas asadas.
Lo ideal es asarlos a la leña, pero como otra opción que es la que
se suele hacer y que hago yo (ya que no se dispone habitualmente
de un fuego a leña preparado para asar), es hacerlos al horno.

La receta original lleva cebollas pero yo nunca le pongo (y eso
que le pongo cebolla a casi todo, me gusta!), sustituyo la cebolla
por pimiento verde ya que me gusta más que haya pimientos 
rojos y verdes. Si nunca habéis probado la escalivada tenéis que
probarla ya que os encantará, además es muy muy fácil de hacer.

INGREDIENTES:

  • 4 pimientos rojos.
  • 4 pimientos verdes.
  • 2 berenjenas.
  • 4 tomates.
(poner las verduras a vuestro gusto y en las cantidades que queráis,
 estas son las cantidades que he utilizado yo hoy, podéis poner más 
berenjena, no poner pimiento verde, ponerle la cebolla....)
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 4 dientes de ajo. (se me olvidó ponerlos en la foto!) 
  • Sal.
(Y el perejil no va en esta receta, se quedó de la foto anterior
de los champiñones, se me olvidó quitarlo, hoy no es mi día!)

PREPARACIÓN:

1.
Encendemos el horno a 180º arriba y abajo para que se vaya calentando.
2.
Lavamos bien las verduras y las secamos.
3.
Con aceite de oliva untamos bien las verduras, que queden por todos
lados bien impregnadas de aceite ya que ésto es lo que nos ayudará 
a que luego se pelen mejor.
4. 
Colocamos las verduras en la bandeja del horno (menos los tomates), 
y ésta dentro del horno (evidentemente), a media altura durante unos
25 minutos aunque como siempre los tiempos dependerán de cada 
tipo de horno. A los 25 minutos le damos la vuelta a las verduras y es
  el momento de añadir los tomates ya que éstos tardan menos en hacerse.
5. 
Pasados los 50 minutos (aproximados), sacamos la bandeja del horno 
y dejamos enfriar un poco para que no nos quememos. 
6.
Pelamos las verduras y córtandolas a tiras irregulares con las manos
(menos los tomates que los haremos a trocitos) las vamos poniendo 
en una ensaladera o bol para acabarlas de preparar.
7.
Una vez están ya todas cortadas les añadimos los dientes de ajo picados
muy muy pequeñitos (si no os gusta mucho el ajo ponerle menos, a mi 
es que me encanta),  salamos a nuestro gusto, un buen chorro 
de aceite de oliva virgen extra y es el momento de mezclarlo todo 
bien. Listo! a comerlos que son una delicia!



Hasta la próxima!

CHAMPIÑONES AL VINO.

Hola!

vuelvo con una receta muy sencilla y básica, que casi todo el mundo
ha hecho alguna vez cada cual a su manera, los champiñones salteados,
pero me han pedido que la publique como yo los hago, así que aquí la 
traigo. No tienen ningún secreto, lo único es que yo los riego con vino 
que les da un sabor muy especial, tenéis que probarlos! 

INGREDIENTES:
  • Champiñones, una bandeja o dos, depende de los que seáis,
una bandeja por cada dos personas (yo los compré troceados
pero a vuestro gusto, enteros o laminados también sirven).
  • 1 cebolla.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 copa de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Perejil (si es fresco mejor, si no tenéis de bote también sirve) 

PREPARACIÓN:

1.
Cortamos la cebolla pequeña pero no mucho ya que se tiene que notar 
en el plato, que queda más rico.
2.
Picamos los ajos.
3.
En una sartén con aceite de oliva ponemos la cebolla y los ajos y los
dejamos que se vayan haciendo lentamente hasta que la cebolla la 
veamos transparente.
4.
Añadimos la copa de vino blanco y los champiñones, y dejamos que
se siga haciendo a fuego lento hasta que veamos que el vino se ha
evaporado y que los champiñones están tiernos.
5. 
Es el momento de salpimentar, echar el perejil y probarlo.
Dejamos un par de minutos más y listo!
(Tiene que quedar como veis en las fotos con salsita porque 
está para mojar pan!)



(mejorando las fotos, se nota verdad? yo decía que es que no se me
daba bien la fotografía y ahora resulta que el problema era la cámara,
aquí con estas fotos estrenando mi nuevo Iphone 7 Plus y su 
impresionante cámara!, para ver las fotos a tamaño real hacer click
encima de ellas, veréis que calidad de imagen!)

SUGERENCIA:

Si antes de que estén tiernos los champiñones viérais que se os queda
sin salsa, añadir o bien un poco de agua o un poco más de vino, a 
vuestro gusto según el sabor final que queráis a vino.


Hasta la próxima!
Firma

miércoles, 16 de noviembre de 2016

POTAJE DE GARBANZOS.

Hola!

aquí de nuevo con otra receta. Hoy un plato contundente y calórico
que hace mucho frío! al menos aquí en Barcelona estamos a más de un
mes del invierno pero con temperaturas ya de pleno invierno, ayer por
la tarde estábamos a 7º! y estos platos calentitos de cuchara
ahora es cuando más apetecen.

Un potaje de garbanzos para no guardar la línea, que los garbanzos 
no engordan eh! lo que engorda es el acompañamiento... el chorizo, 
el tocino, la morcilla.... pero aparte de eso....y lo rico que está!

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de garbanzos.
  • Chistorra o chorizo 
(a vuestra elección pero que sirva para cocinar,
yo hoy usé la chistorra que me encanta como queda cocinada).
  • Butifarra o morcilla negra 
(a vuestra elección también, yo he usado
butifarra negra de cebolla).
  • Unas lonchas de tocino 
(yo he usado tocino ibérico extremeño).
  • Medio pimiento rojo.
  • Medio pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 tomate 
(yo ya lo tenía rallado).
  • 3 patatas.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 cucharada pequeña de pimentón picante.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

PREPARACIÓN:

1.
La noche anterior, poner los garbanzos en remojo en un bol con abundante agua 
y una cucharada de bicarbonato.
2.
Pelamos y picamos finos los ajos y la cebolla y en una olla grande con aceite
de oliva los ponemos a fuego medio hasta que lo veamos doradito todo.
3.
Cortamos en trozos pequeños ambos pimientos y cuando la cebolla y los ajos
ya estén los añadimos a la olla y dejamos que se hagan bien.
4.
Cuando ya veamos el pimiento hecho añadimos las hojas de laurel y los dos
tipos de pimentón, mezclamos bien para que no se nos queme el pimentón.
5.
Cortamos el tomate por la mitad, lo rallamos (yo ya tenía tomate rallado en
la nevera), y lo añdimos a la olla, cocinamos a fuego medio todo junto unos
10 minutos.
6.
Ponemos los garbanzos en un colador para lavarlos bien del agua con el
bicarbonato y los añadimos a la olla junto con el tocino cortado a tiras.
7.
Llenamos la olla de agua hasta cubrir los garbanzos y un poco más pues
 al cocer se va a consumir bastante liquido y los dejamos a fuego moderado 
unos 45 minutos más o menos, el tiempo depende de la calidad y el tipo de
garbanzos así que teniendo como guía ese tiempo lo mejor es ir controlándolos.
8. 
Cuando veamos que los garbanzos están ya casi tiernos pelamos las patatas
y las cortamos a cuadritos echándolas a la olla junto con el chorizo o chistorra
cortado en lonchas gruesas.
9.
Dejamos cocer unos 20 minutos más aproximadamente dependiendo del grosor
de la patata controlando cuando esté tierna.
10.
Una vez las patatas tiernas echamos ya por último (para que no se deshaga),
la butifarra o morcilla negra y dejamos 2 o 3 minutos más.
11.
Cuando el potaje ya está a punto es el momento de echar la sal a nuestro gusto.
Si echamos la sal al principio les costará más cocerse a los garbanzos corriendo
el riesgo de que la piel quede dura.



Ya no nos queda nada más que disfrutar de este rico potaje.

Hasta la próxima!
Firma

jueves, 10 de noviembre de 2016

FLAN DE MANGO.

Buenos y fríos días!

La primera vez que probé el flan de mango fué en un restaurante chino,
y me encantó!... pero es que el mango me encanta!, un tiempo más tarde
comprando en un supermercado vi unos mini briks que era flan de mango
y no me pude resistir a comprarlo pero no era como el del restaurante chino,
que por cierto, cerró y ya no pude ir más para pedirme el flan de mango,
que no lo tiene en todos los restaurantes chinos, pues siempre lo busco y 
casi nunca lo tienen.

Así que hoy me he decido a hacer en casa flan de mango, compré hace 
unos días 2 hermosos mangos tropicales y los estaba dejando madurar
que están aún más ricos y me he estrenado con ellos para hacer mi 
primer flan de mango. No lleva huevos y tampoco necesita cocción 
en el horno para cuajarlo, para ello nos sirven las hojas de gelatina,
así que sin cocción ni horno, facílisimo de hacer, lo metemos en la 
nevera, esperamos unas horas a que cuaje y listo, lo mejor de todo...
que está delicioso!!

INGREDIENTES:

  • 2 mangos bien maduros.
(y mejor si son tropicales antes que nacionales, pues son más sabrosos)
  • 20 ml. de leche.
  • 200 ml. de nata para cocinar.
  • 6 hojas de gelatina.
  • 1 cucharada de azúcar vainillado.
  • 3 cucharadas (60 gramos) de azúcar blanco.
  • Caramelo líquido.
(yo esta vez lo he usado del preparado)



PREPARACIÓN:

1.
Caramelizamos los moldes donde vamos a cuajar los flanes.
2.
Los mangos los pelamos, los troceamos, los ponemos en el vaso de
la batidora para batirlos bien hasta que nos quede como un puré y
los reservamos.
3.
Ponemos en remojo las hojas de gelatina en agua fría.
4.
En un cazo calentamos, sin que llegue a hervir, la leche, el puré de
mango, el azúcar normal y el vainillado.
5.
Cuando la preparación esté caliente añadimos las hojas de gelatina 
bien escurridas con las manos, y removemos hasta que se disuelvan.
6.
Retiramos el cazo del fuego y ya aparte añadimos la nata, mezclando
bien todo con un batidor de varillas.
7.
Vertemos la mezcla en los moldes previamente caramelizados y 
esperamos que se enfríen.
8.
Una vez fríos metemos en la nevera para que cuajen.
9.
A la hora de servir desmoldamos pasando el filo de un cuchillo 
por los bordes y emplatamos. Como ya he dicho antes... delicioso!!



 Hasta la próxima!

Firma

martes, 8 de noviembre de 2016

SETAS EN SALSA.

Hola!

aquí de vuelta con una receta muy de temporada, una receta de setas.
El otoño es la época de las setas, es cuando las podemos consumir
en su esplendor y frescas, así que vamos con una deliciosa receta
de setas en salsa. 

Me encantan las setas de todo tipo, así que esta 
mañana he podido ir al mercado de la verdura y fruta y he aprovechado
para comprar un surtido de setas variadas que es como más me gusta
hacer esta receta, más que con un solo tipo de seta... con un surtido
de varias setas. 

Esta receta se puede hacer durante todo el año si 
compramos surtido de setas congeladas pero como es normal no
tiene nada que ver hacerlas con congeladas, muchísimas más buenas
si son frescas y recién recogidas del campo.
 
Vamos con este delicioso plato. 

INGREDIENTES:
  • 600 gramos de setas frescas variadas.
  • 300 ml. de caldo de pollo.
  • 200 ml. de vino blanco.
  • 1 cebolla grande.
  • 4 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil fresco picado.

PREPARACIÓN:

1.
En primer lugar preparamos las setas, las lavamos, las cortamos a trozos
medianos y las reservamos.
2.
Picamos la cebolla y los dientes de ajo.
3.
En una cazuela con aceite de oliva freimos la cebolla y los ajos hasta
que lo veamos doradito todo.
4.
Añadimos las setas reservadas, mezclamos todo bien y dejamos unos 10
minutos hasta que las setas suelten toda su agua removiendo de vez en cuando.
5.
En ese momento añadimos el vino a la cazuela y lo dejamos 5 minutos más
hasta que se evapore el alcohol.
6.
Pasado ese tiempo añadimos el caldo de pollo, salpimentamos y dejamos 
que cueza unos 20 minutos, hasta que veamos que las setas están tiernas
y el caldito se ha reducido y espesado hasta quedar en una salsa espesita.
7.
Espolvoreamos con perejil fresco bien picado por encima y ya podemos
disfrutar de este impresionante plato de setas.



Hasta la próxima!
Firma

domingo, 9 de octubre de 2016

CARAMELO LÍQUIDO EN EL MICROONDAS.

Hola! buenos días!

Hoy no traigo una receta (o si?), hoy quiero dejar un truco para
hacer el caramelo líquido, que solemos usar bastante en los postres,
de una manera más fácil y sin peligro de que salga mal o nos 
quememos, usando el microondas.

Solemos usar (yo me incluyo) el caramelo líquido comprado ya hecho
antes que hacerlo al fuego porque aunque no es que sea difícil hacerlo
si no se va con cuidado es fácil quemarse (y las quemaduras producidas
por el caramelo líquido son graves), y también es fácil que se nos queme
el caramelo y no nos salga bien.

La preparación en el microondas es muy sencilla y siempre sale bien.
Ponemos 120 gramos de agua en una jarra de cristal y calentamos en el
microondas un minuto y medio a máxima potencia.
Sacamos y separamos reservando en un recipiente aparte 70 gramos
dejando el restante de 50 gramos en la jarra.
Añadimos a la jarra el azúcar, removemos bien con una cuchara y
metemos 1 minuto al microondas, sacamos y mezclamos bien.
Volvemos a introducir al microondas en tandas de un minuto, sacando
y removiendo cada minuto hasta que veamos que coje un color ligeramente
doradito pero sin pasarnos para que no se nos queme.
El tiempo siempre dependerá de la potencia de cada microondas, pero
entre 6 y 8 minutos (en tandas de 1 minuto) debería de coger ya ese color
doradito.
Retiramos del microondas y le vamos añadiendo poco a poco, cucharadita
tras cucharadita el agua que habíamos reservado. Poco a poco poque
burbujea y puede saltar.
Una vez tenemos añadida toda el agua lo mezclamos muy bien todo hasta
que nos quede el caramelo homogéneo.
Si queda espeso le podemos añadir un poco más de agua hirviendo hasta
que nos quede con la consistencia deseada.

Y ya lo tenemos hecho! Así de fácil!

Hasta la próxima!

Firma

miércoles, 5 de octubre de 2016

CARRILLERAS AL HORNO.

Buenos días!!

Hoy una receta muy fácil de hacer y con un resultado espectacular,
el de una carne jugosa y tierna y unas patatas más ricas aún que la
carne por el sabor que cogen de la salsita.

Las carrilleras es una parte del cerdo sabrosa y económica, la podéis 
comprar con hueso o deshuesada, a mi particularmente y habiéndola
usado de las dos maneras la prefiero con hueso que parece que queda
más gustosa y tierna.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 carrillera de cerdo por persona.
  • 5 patatas.
  • 2 cebollas.
  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • 2 tomates.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 trocito de canela en rama.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Perejil picado.
  • Aceite de oliva virgen.
  • 1/2 copita de coñac.
  • 1/2 copita de vino blanco.
  • 1/4 de litro de caldo de carne o de cocido. 


PREPARACIÓN:

1.
Pelamos y cortamos a rodajas no muy grandes las patatas.
2.
Pelamos y cortamos las cebollas en juliana.
3.
Lavamos y cortamos los tomates a gajos.
4. 
Pelamos los ajos dejándolos enteros.
5.
En una fuente de horno ponemos aceite de oliva virgen el en fondo
y disponemos por toda la fuente las patatas, la cebolla, los tomates,
los ajos, las hojas de laurel y la canela en rama, salpimentamos y
echamos perejil picado.
6.
Salpimentamos las carrilleras y las ponemos encima de lo preparado
anteriormente.
7.
Regamos todo con el coñac, el vino blanco y el caldo.
8.
Metemos en el horno a 190º durante 1 hora y cuarto sólo encendida
la parte de abajo, de vez en cuando sacar la bandeja del horno, ir 
dándole la vuelta a las carrilleras e ir echándole el líquido de la 
bandeja por encima. Estará listo cuando la carne esté tierna y las
patatas doraditas.


Delicioso!!!

Hasta la próxima!

Firma

lunes, 3 de octubre de 2016

MACARRONES A LA SICILIANA.

Hola! buenos días!!

Estrenando mes de octubre y viajando, nos vamos a Sicilia!
(al menos virtualmente con esta receta de hoy).

Inicio con esta receta mi participación en un Reto de cocina
llamado RETO COCINA REGIONAL ITALIANA que organiza
Maggie del Blog EL CAJÓN DESASTRE DE MAGGIE, Blog 
que os recomiendo que visitéis, yo lo visito muy a menudo pues
me encantan las recetas de Maggie.

En primer lugar dar desde aquí las gracias a Maggie por dejarme 
ser una de las participantes en su reto, muchas gracias!

El reto consiste en viajar cada mes a una región de Italia y cocinar
una de las recetas de la región escogida, que este mes es SICILIA!!
Si queréis saber más sobre el reto tenéis toda la información AQUI

Yo he escogido para estrenarme en el reto un plato de pasta, los
MACARRONES A LA SICILIANA, receta muy parecida a la
también receta siciliana PASTA A LA NORMA pero con alguna 
variante, no sabía cual de las dos recetas hacer pero al final y por
sus ingredientes me he decantado por la PASTA A LA SICILIANA
y la verdad es que estaba espectacular y en casa nos ha gustado 
mucho, tanto que se va a convertir ya en una de mis recetas para 
hacer a menudo.

Esta es la versión original del libro de recetas italiano que me 
ha mandado Maggie después de escoger yo la receta que iba
a hacer, es la receta (en italiano) de la PASTA A LA NORMA.


y la receta que he hecho yo de PASTA A LA SICILIANA la he 
encontrado AQUI 

Y ahora si, vamos ya con la receta!

INGREDIENTES:

  • 500 gramos de Penne Rigate Barilla
(podéis utilizar otra marca o tipo de pasta, a vuestro gusto).
  • 1 kilo de tomate pelado.
(yo he utilizado tomate en conserva ecológico).
  • 500 gramos de mozzarella.
  • 4 berenjenas.
  • 1 cebolla
(la receta original no lleva cebolla pero yo se la puse,
me gusta más la salsa de tomate si lleva cebolla, podéis
hacerla con cebolla o sin cebolla, a vuestro gusto).
  • 2 dientes de ajo.
100 gramos de queso Parmigiano Reggiano rallado.
  • Albahaca
(que se me olvidó ponerla en la foto!).
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

1.
Cortamos las berenjenas a cuadraditos y las ponemos en 
un plato con sal para que pierdan su líquido amargo.
2.
Ponemos agua abundante en una olla a hervir y hervimos la pasta 
según instrucciones del fabricante, que quede al dente. 
Colamos y reservamos.
3.
Ponemos aceite de oliva virgen en una cazuela plana y doramos
en ella los dos dientes de ajo pelados pero enteros, los sacamos
y reservamos.
4.
Picamos la cebolla, (yo la trituré con la picadora para luego no
encontrarla en la salsa),  y la ponemos a sofreir en el aceite donde
hemos dorado los ajos.
6. 
Picamos los tomates, (también los trituré con la picadora para
que me quedara una salsa fina), junto con los dos dientes de ajo 
que reservamos y cuando esté la cebolla dorada los añadimos 
a la cazuela y dejamos que se fría bien el tomate.
7.
Es el momento de añadir la albahaca y salar a nuestro gusto.
8.
En una sartén aparte freimos a fuego bajo las berenjenas hasta
que veamos que están tiernas. Sacamos y reservamos.
Cuando veamos que el tomate ya está bien frito le añadimos
las berenjenas y ya tenemos las salsa preparada.
9. 
Cortamos la mozzarella en cubitos y reservamos.
10. 
En una fuente de horno ponemos primero abajo de todo los
macarrones, encima de los macarrones toda la salsa y encima de 
la salsa la mozzarella y el Parmigiano rallado bien repartido.
11. 
Metemos en el horno a gratinar sólo encendida la parte de arriba
a 180º hasta que veamos que está todo doradito y listo! 


Espero que os guste, a mi me ha encantado!

Y aquí os dejo los enlaces para que visitéis el resto de las recetas
de mis compañeras de reto:

Aquí los retos en su VERSIÓN SALADA
(yo he participado sólo en la versión salada)

Aquí en su VERSIÓN DULCE

Hasta la próxima!

Firma

lunes, 19 de septiembre de 2016

FRICANDÓ DE TERNERA.

Hola!

Hoy otro clásico de la cocina, el fricandó de ternera, un plato que
 suele gustar a todo el mundo, carne de ternera, setas y salsita para 
mojar pan, quién se resiste? yo no! , un plato delicioso!!

INGREDIENTES:

  • 1 kilo de carne de ternera a filetes finos para guisar 
(en la foto mi carne ya está frita pues ese paso lo hice ayer).
  • Harina 
(la que se necesite).
  • 1 cebolla grande.
  • 2 tomates maduros 
( ya sabéis que yo siempre uso los KUMATO para cocinar 
durante todo el año, pero como ahora tengo tomates plantados 
en mi huerto y los tomates de un huerto propio son muchísimo 
mejores que cualquier tomate que podamos comprar en el mercado, 
he utilizado de los mios que son deliciosos!).
  • 1 copita de vino blanco.
  • 1 litro de caldo de carne.
  • 400 gramos de setas 
(yo he utilizado champiñones pero podéis utilizar cualquier otra 
seta o un surtido de ellas, a vuestro gusto).
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Para la picada: 3 dientes de ajo, perejil, de 15 a 20 almendras
 tostadas, 1 rebanada de pan (yo he utilizado de molde) y un chorrito de coñac.


PREPARACIÓN:

1.
Salpimentamos la carne, la pasamos por harina y la vamos friendo, 
no hace falta hacerla mucho, reservamos (este es el paso que yo 
ya hice ayer).
2.
En una cazuela ponemos el mismo aceite de freír la carne y en él 
pochamos la cebolla picada hasta que esté hecha.
3.
Añadimos los tomates picados y dejamos sofreír bien.
4.
Salpimentamos a nuestro gusto, echamos el vino y dejamos reducir.
5.
Añadiremos en ese momento la carne y cubrimos con el litro de carne.
6.
Dejamos que empiece a hervir y mientras tanto preparamos la picada 
poniendo todos los ingredientes de la misma en el vaso de la batidora 
y batiéndolo bien para que quede muy fino. Lo echamos a la carne y 
dejamos cocer 45 minutos.
7.
Si las setas son frescas las lavamos y cortamos bien y ese es el momento
 de añadirlas a la cazuela. Si son en conserva o congeladas añadirlas 15 
minutos antes de que la carne esté hecha y dejamos cocer todo junto 
15 minutos más.




SUGERENCIAS:

Es un plato que está más rico aún de un día para otro, así que prepara 
pan para mojar en la salsita que está deliciosa.
Si en vez de setas le queréis poner guisantes es otra opción, o incluso 
las dos cosas.
Más rico todavía si freímos unas patatas aparte y al momento de servir 
se las añadimos al plato, las patatas cogen el gusto de la salsa y no 
puedes parar de comerlas

Espero que os guste, hasta la próxima!
Firma

FIDEOS CHINOS DE ARROZ CON POLLO Y GAMBAS.

Hola! 

os gusta la comida china? a mi si, mucho! pero bueno… 
la verdad es que me gusta todo, soy de buen comer y no le 
hago ascos a nada, me suele gustar todo!

Hoy una receta de la cocina china, los típicos fideos chinos o 
tallarines fritos, como le queráis llamar. Me encantan!

INGREDIENTES:
  • 250 gramos de fideos chinos 
(los podéis utilizar o de arroz o de trigo, o fideos o tallarines, 
yo hoy los he hecho con tallarines de arroz).
  • 2 pechugas de pollo deshuesadas 
(yo esta vez he utilizado pechuga de pollo ya cortada y aliñada 
que compré en la carnicería ya preparada así).
  • 200 gramos de gamba pelada y cruda congelada.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 10 cucharadas de salsa de soja.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • Pimienta negra.
  • Sal.


PREPARACIÓN:

1.
Poner a cocer los fideos según instrucciones del fabricante. 
En mi caso, poniendo agua a hervir y cuando el agua hierva, 
apagar el fuego y meter los fideos dentro 4 minutos. Colar y reservar.
2.
Descongelar las gambas.
3.
Cortar el pollo a tiras.
4.
Pelar y picar a juliana la cebolla.
5.
Lavar y cortar los pimientos en juliana.
6.
Pelar y cortar el ajo en láminas finas.
7.
En una sartén con el aceite caliente y a fuego medio, agregar la 
cebolla y el ajo y saltear 5 minutos.
8.
Agregamos los pimientos y salteamos 2 minutos más.
9.
Añadimos el pollo y salteamos 5 minutos más hasta que veamos 
el pollo bien hecho.
10.
Añadimos los fideos y mezclamos todo bien.
11.
Salpimentamos a nuestros gusto, añadimos la salsa de soja y removemos
 un par de minutos para que se mezclen bien todos los ingredientes.


La verdad es que están deliciosos! 

Hasta la próxima!

Firma

SALSA PESTO.

Hola!

Siempre digo que todo lo que se pueda hacer en casa y evitar 
comprarlo ya hecho…. hay que hacerlo en casa, así estamos 
seguras que lo comemos sin colorantes, sin conservantes y aditivos, 
y encima más bueno  

Un ejemplo de ellos son las salsas para pasta, nada mejor que 
hacerlas en casa.
La de hoy, la salsa pesto, además no puede ser más rápida y 
fácil de hacer, vamos con ella

INGREDIENTES:
  • 100 gramos de hojas de albahaca fresca.
  • 200 ml. de aceite de oliva virgen.
  • 1 diente de ajo.
  • 50 gramos de piñones.
  • 100 gramos de queso parmesano rallado.
  • Sal.
(Con estos ingredientes salen 8 cucharadas soperas de salsa, 
para 4 platos de pasta, 2 cucharadas por plato)


PREPARACIÓN:

Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir muy 
 bien hasta conseguir una salsa homogénea. Puede ser más fácil? No!

SUGERENCIA:

Queda una salsa muy “potente” en cuanto a sabor, al momento de 
servir acompañada de la pasta que hayamos elegido, poner sólo dos 
cucharadas soperas por plato y aligerarla antes con aceite de oliva a 
nuestro gusto, está buenísima! 

Hasta la próxima!

Firma

DIFERENCIAS ENTRE EL GAZPACHO Y EL SALMOREJO.

Buenas tardes!

Se nos acaba ya el verano y la temporada de comer gazpachos y 
salmorejos pero este artículo me ha parecido muy interesante y 
lo quiero compartir aquí en el Blog. 

Estos son dos platos que nunca faltan en nuestras mesas en estos meses, 
el gazpacho y el salmorejo, dos recetas muy similares y que siempre me 
he preguntado realmente que diferencia había entre las dos, si es que las 
había….y si, las hay.

DIFERENCIAS ENTRE EL GAZPACHO ANDALUZ 
TRADICIONAL Y EL SALMOREJO CORDOBÉS:

En cuanto a la técnica culinaria
En general, el gazpacho es una sopa fría de hortalizas, aliñada con 
 aceite y vinagre y el salmorejo es una emulsión. Esto explica por 
qué el gazpacho tiene una textura que permite beberlo en vaso o en 
un tazón mientras que el salmorejo tiene una textura que si se hace muy 
espeso puede ser similar a la de la mayonesa.

Atendiendo a los ingredientes
En general, tanto el gazpacho como el salmorejo, tienen mucho en 
común ya que son platos fríos en los que se utiliza el tomate, el pan 
duro, el aceite de oliva y el ajo como ingredientes principales. 
La principal diferencia es que en el gazpacho se usa además pepino, 
 pimiento y vinagre, elementos que no se utilizan en la preparación 
del salmorejo.
Aunque ajo y pan son elementos comunes a salmorejo y gazpacho, 
en el salmorejo tienen mayor presencia al usar en mayor cantidad. 
Igual pasa con el aceite, que se usa en más cantidad al hacer el 
salmorejo. En cuanto al vinagre, se suele usar en más cantidad 
en el gazpacho.

El agua
Gazpacho, textura líquida de sopa fría.
El agua es un ingrediente del gazpacho, que se incorpora en el pan, 
puesto en remojo o bien que se añade a las hortalizas a la hora de 
triturarlas. La presencia del agua en el gazpacho hace que sea un 
plato  de cuchara o de tazón ya que es una sopa de textura que 
posibilita su ingestión como bebida.
En el salmorejo no se añade agua salvo la de remojo del pan ni 
se incorpora al triturar los ingredientes, por lo que su textura es de 
una crema fría espesa. Al turbinar el aceite con el agua de vegetación 
del tomate, se crea una emulsión de consistencia espesa gracias al pan.

Sobre las guarniciones
Guarnición clásica del salmorejo.
Mientras que en el gazpacho es común servirse dentro de la sopa fría 
unos picatostes de pan, y trocitos de cebolla, pimiento, tomate cortados 
 en brunoise como guarnición, lo habitual en el salmorejo es acompañarlo
 de huevo duro picado y taquitos de jamón serrano.

Y eso es todo, ahora nos ha quedado claro en que se diferencian, 
cual te gusta más? a mi… los dos!!! 

Información obtenida de DIRECTO AL PALADAR

Hasta la próxima!

Firma

viernes, 16 de septiembre de 2016

POLLO AL CHILINDRÓN.

Hola!

Hoy un clásico de la cocina española, de esas recetas de toda la vida, 
el pollo al chilindrón.
Hecha con ingredientes económicos y de elaboración sencilla. La salsa 
tiene como base los tomates, de ahí su color que junto con los pimientos 
y el ajo hacen de esta salsa que no se pueda parar de mojar pan. Y el gusto 
que coge el pollo de la salsa hace que quede con un sabor delicioso.

INGREDIENTES:
  • 1 pollo grande, limpio y cortado.
  • 400 gramos de tomate al natural pelado.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 cebolla grande.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 copa de vino blanco.
  • 2 hojas de laurel.
  • Harina para rebozar (la que necesitemos).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

PREPARACIÓN:

1.
Echamos sal a los trozos de pollo, los enharinamos y los freímos en 
una cazuela con aceite de oliva virgen hasta que los veamos dorados, 
sacar y reservar.
2.
Pelamos y cortamos finos la cebolla y los ajos y en el aceite de haber frito 
el pollo los sofreímos hasta que estén bien hechos.
3.
Los pimientos los lavamos, les quitamos las semillas, los cortamos en
 juliana y se los añadimos al sofrito de cebolla y ajo, dejamos hacer 
 todo junto 5 minutos.
4.
Añadiremos los tomates enteros y pelados y los vamos deshaciendo con 
 un tenedor a medida que se van friendo con el resto de los ingredientes 5 
minutos más y echamos sal a nuestro gusto.
5.
Echamos la copa de vino blanco y dejamos hasta que se evapore el alcohol.
6.
Es el momento de añadir el pollo y las dos hojas de laurel. Continuamos la 
cocción a fuego bajo durante unos 20 minutos vigilando en todo momento y 
removiendo para que el guiso no se quede sin salsa y se nos pegue, en caso 
de ser necesario se le puede añadir un poco de caldo de pollo y lo dejamos 
hasta que el pollo esté tierno y la salsa reducida.
7.
Dejar reposar antes de servir.


SUGERENCIAS:

Hacer patatas fritas aparte y echárselas al plato, inmejorable!!

Hasta la próxima!

Firma

ACELGAS GUISADAS.

Holaaaaaa!!!

Hoy otro plato de cuchara y plato hondo, que se note que me gustan , 
unas acelgas guisadas que están para chuparse los dedos, sobre todo el caldito!

Este mes que tenemos las acelgas en las verdulerías y supermercados, 
vamos a aprovechar para hacer esta receta, están buenísimas!
 Acompañadas de patata y chorizo que les da muy buen sabor, es un 
plato muy completo.

INGREDIENTES:

  • Medio kilo de acelgas.
(no es imprescindible que sea Kumato, utilizad el que tengáis que sea 
bueno para cocinar.)
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 guindilla.
  • 3 patatas grandes.
  • 1 chorizo de guisar.
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva virgen.

PREPARACIÓN:

1.
Cortamos las acelgas junto con sus pencas, las lavamos muy bien y 
las cocemos en agua con sal durante sólo 5 minutos. 
Colamos y reservamos.
2.
Lavamos los tomates y los escaldamos en agua caliente unos segundos 
 para poder pelarlos bien. Reservamos 2 y los otros 3 los trituramos 
con la batidora.
3.
Pelamos y picamos finamente la cebolla.
4.
Pelamos y partimos las patatas a dados medianos.
5.
Cortamos el chorizo a rodajas, calentamos el aceite de oliva en una cazuela 
y sofreímos el chorizo , retiramos y reservamos.
6.
En el mismo aceite empezamos sofriendo la cebolla hasta que esté tierna, 
añadimos las patatas y rehogamos a fuego medio durante 3-4 minutos. 
Incorporamos el tomate que trituramos y seguimos rehogando 3-4 
 minutos más.
7.
Echamos a la cazuela el litro de caldo de verduras y dejamos que 
hierva 5 minutos.
8.
Pelamos los ajos y los majamos en un mortero junto con las semillas de la 
guindilla, echamos al mortero un poco de caldo de la cazuela, desleímos 
bien el majado con el caldo y lo añadimos a la olla mezclando bien.
9.
Agregamos las acelgas, el chorizo y los 2 tomates reservados a trocitos y 
dejamos cocer hasta que la patata esté tierna y el caldo ligado. 
Salpimentamos al gusto.


Seguro que os encanta, está riquísimo!

Hasta la próxima!

Firma

TIPOS DE MASAS.

Buenas tardes!! con el fin de semana ya a la vuelta de la esquina!

Hoy una publicación informativa sobre los tipos de masas que nos
puede ir muy bien para consultar.

Cada tipo de masa se comporta de modo distinto frente al calor del horno 
y es adecuada para unas recetas mientras que no sirve para otras.

Hojaldre, brisa, filo, de empanada…una vez cocinadas es cuando se
 aprecia que cada una se comporta de manera distinta frente al calor: hay 
masas que suben de volumen, otras parecen galletas, las hay elásticas y 
 crujientes, tan finas como el papel… En esta publicación tenéis cómo es 
cada una de estas masas y cuáles son las mejores recetas para utilizarlas.

MASA DE HOJALDRE

Es una de las masas más complicadas de elaborar en casa por los conocimientos 
básicos que se deben tener en repostería. Comprarla hecha, ya sea refrigerada 
o congelada, supone un gran ahorro de tiempo. Una vez que está estirada y 
horneada, esta masa adquiere volumen, formándose unas capas de masa y aire 
que le confieren su aspecto y textura característicos.
Esta masa es apropiada para hacer pastelitos o tartas para rellenar, como las 
típicas tartas de hojaldre rellenas de crema pastelera y nata montada. Dos de 
las recetas más conocidas elaboradas con masa de hojaldre son los 
croissanes y las napolitanas.

MASA QUEBRADA O BRISA

Su aspecto es parecido a la pasta hojaldrada. La diferencia es que, una vez 
estirada y horneada, no coge volumen; queda como si fuese una galleta. 
Se trata de una base rígida que se puede utilizar para hacer tartaletas 
individuales o, en el caso de prepararlas en moldes más grandes, es idónea 
como base de tartas dulces que se puede rellenar de crema pastelera y 
con frutas (manzana y melocotón), con almendras, con crema de limón, 
crema de queso o requesón.
También se puede emplear para la elaboración de platos salados. Una vez 
horneada, se rellena con diversos ingredientes, desde vegetales hasta una 
fritada de pimientos con bonito o con vieras. Otra opción muy rica es mezclar 
huevo batido con nata e ingredientes como panceta, setas, queso, etc., 
verterlos sobre la masa horneada y hornear de nuevo hasta que cuaje el 
relleno. A esta elaboración se la llama Quiche.

MASA DE EMPANADAS O COCAS

Esta masa es un poco más elástica y, como indica su nombre, resulta idónea 
para preparar empanadas, que consiste en elaborar un relleno y hornearlo 
entre dos capas de masa. También se puede hacer solo la base y, sobre ella, 
cocinar el resto de los ingredientes, como en el caso de las cocas mediterráneas.

MASA DE PASTA FILO

                     La pasta filo es una exquisita masa de origen árabe, fina como el papel. 
Una vez horneada, da como resultado una fina, delicada y crujiente masa que 
se rompe con mucha facilidad, por lo que su manipulación debe realizarse 
con máximo cuidado.
Se puede rellenar, por ejemplo, con un queso cremoso, con unos trocitos de 
verduras, un desmigado de chistorra, con marisco salteado, con trocitos de 
pollo asado… Se envuelven estos ingredientes con la masa, haciendo forma 
de paquetitos, y se hornean hasta que la superficie se endurece, se dora ligeramente 
y queda crocante. Como esta masa es tan fina, se hace con rapidez. Por ello conviene 
utilizar rellenos previamente cocinados
.
Información obtenida de EROSKI CONSUMER 

Hasta la próxima!

Firma