Me llamo Rosa, vivo en Barcelona y la cocina es una de mis pasiones junto con el diseño
y hacer Tags
(firmas… puedes visitar si quieres mi otro Blog de diseño de Tags, aqui: http://rosatags.blogspot.com.es/.)

No pretendo enseñar ni dar clases de cocina a nadie pues no soy ninguna Chef, tan sólo quiero compartir
mis recetas, lo que yo cocino, ya sean recetas de familia
como recetas de la web que he hecho y me gustan,
también publicaré información
y noticias sobre el mundo de la cocina, alimentación… etc… que me
parezcan
interesantes de otras webs para compartirlas aquí con vosotros.
Espero que me acompañéis en este mi nuevo Blog y que os guste lo que publique, si me seguís…. gracias por hacerlo!

jueves, 23 de marzo de 2017

PINCHOS MORUNOS.

Buenas tardes!

hoy un plato marroquí conocidísimo por tod@s, quién no ha 
comido alguna vez PINCHOS MORUNOS?, y hacerlos?, los
habéis hecho alguna vez caseros? pues es muy fácil y además 
con una gran diferencia de sabor comparados a los que se 
suelen comprar ya adobados, probad a hacerlos que merece la pena.

Ya os hablé de la mezcla de especias marroquí RAS EL HANOUT 
y también os hablé de 3 recetas para hacer con estas especias,
el POLLO AL RAS EL HANOUT que ya publiqué en el blog 
hace unos días y hoy vengo con estos pinchos morunos.

Os dejo ya esta fácil y sabrosa receta de pinchos caseros.

INGREDIENTES:
  • 1/2 kilo de carne de cerdo en un trozo.
(yo compré cabeza de lomo que no es tan seca como el lomo).
  • 1 cebolla.
(la cebolla es opcional, se pueden hacer sin ella pero a mi me 
parecen más buenos con cebolla).
  • 1 limón.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharada colmada de las de postre de RAS EL HANOUT.
  • Perejil (si es fresco mejor, yo no tenía)
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra. 

PREPARACIÓN:

1.
Quitamos el exceso de grasa exterior a la carne (en caso de que sea 
cabeza de lomo ya que el lomo no suele tener grasa), y la grasa
interior se la dejamos, quedan más gustosos y no tan secos los
pinchitos, y los cortamos a trozos cuadrados no muy grandes.
2.
Pelamos y cortamos la cebolla y los dientes de ajo y los picamos
en la picadora para que nos quede muy triturado.
3.
Exprimimos el limón.
4.
En un bol ponemos, la carne, el ajo y la cebolla picados, el zumo
del limón, 1 cucharada sopera de perejil picado, 3 cucharadas soperas
de aceite, la cucharada de postre de Ras el Hanout y sal a nuestro gusto.
5.
Mezclamos todo bien con una cuchara y dejamos en la nevera tapado
24 horas para que la carne se impregne bien de todos los sabores.
6.
En una sartén antiadherente sin aceite vertemos todo lo del bol,
la carne pero también el jugo que ha quedado y lo freimos bien
hasta que veamos la carne a nuestro gusto, se freirá también la
cebolla en caso de que se la hayáis puesto y una vez todo bien 
frito nos quedará un aceite con jugos riquísimo para mojar pan.

Si los hacéis ya me diréis,os recuerdo que para comentarios o sugerencias
me podéis escribir o bien al correo, o en el apartado "Quieres decirme
algo?" (ambos en la parte derecha del Blog), o también dejando el
comentario en cada publicación, que para ello debéis clicar en el titulo
de color rosa de la publicación y desde ahí y al final de la receta 
veréis un cuadradito que dice "Introduce tu comentario".


Ese aceite que veis en el plato que tiene todos los sabores del 
marinado es (como ya os he dicho antes) para mojar pan!!!
(Click en la foto para verla a tamaño normal)

Hasta la próxima!

Firma

sábado, 18 de marzo de 2017

VASITOS DE FRESA Y MASCARPONE.

Buenos días!

hoy toca un postre, unos vasitos de crema y mascarpone deliciosos!
En general todos los quesos me gustan pero tengo que reconocer que
el mascarpone me vuelve loca, su sabor tan particular que tiene y su
cremosidad me tiene enamorada, así que receta que lo lleva, receta
que pruebo y que me encanta (pronto la receta del tiramisú!).

Estos vasitos los encontre un día navegando por blogs de cocina (no
recuerdo el blog donde los vi) y por supuesto decidí hacerlos, son 
fáciles de hacer y gustan a todo el mundo, lo digo por experiencia.
Los he hecho varias veces cuando he tenido invitados en casa y el
menú era abundante, ya que estos vasitos son bastante ligeros, y
siempre he triunfado con ellos, es más, los puse por primera vez a
mis cuñados y sobrinos cuando vinieron a casa a comer un día y a
la siguiente vez que vinieron me decía mi cuñada que mis sobrinos
le habían dicho que a ver si la tita ponía aquellos vasitos con fresas... 
y los puse sin saberlo, pues repetí el postre al ver que la primera 
vez les habían gustado tanto, así que éxito seguro con ellos!

Vamos con la receta que son muy fáciles de hacer.

INGREDIENTES:
  • 400 gramos de fresas o fresones.
  • 250 gramos de queso mascarpone.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 100 ml. aprox. de leche evaporada IDEAL.
  • Mermelada de fresas.

CONSEJO SOBRE LA LECHE EVAPORADA:
Todas las veces anteriores que lo he hecho he utilizado la leche
evaporada Ideal, está vez no tenía Ideal ya que compré esta otra
de Central Lechera Asturiana que es la que he utilizado esta vez.
Mi consejo es que no utilicéis esta sino la Ideal y no es porque
esta no sea buena, que lo es, pero es más líquida que la Ideal 
y el resultado no es el mismo, queda igual de rico pero la cremita
de mascarpone queda más líquida y al poner las fresas encima
algunas se hunden y no deben de hundirse sino quedar todo por
arriba cubierto de fresas como siempre me ha quedado las
veces anteriores. Así que ya sabéis, la evaporada.... Ideal!

PREPARACIÓN:

1.
Ponemos en un bol pequeño 3/4 partes del bote de mermelada
de fresas y 2 cucharadas soperas de agua, para aligerar un poco
la densidad de la mermelada, metemos al microondas 20-25
segundos, sacamos y mezclamos bien la mermelada con el agua
aplastándolo con un tenedor hasta que nos quede de una consistencia
homogénea y no tan espeso. En el fondo y como base de los vasitos
repartimos esta mermelada ligerada que nos quede como medio 
dedo (lo podéis ver en la foto) ya que si ponemos mucha queda 
demasiado dulce.
2.
Preparamos la crema de mascarpone poniendo en el vaso de la batidora
el mascarpone, el azúcar y la leche evaporada, batimos bien hasta obtener 
una crema homogénea, tiene que quedar de espeso igual que los yogures
para que al poner las fresas arribas no se hundan. repartimos la mezcla
en los vasitos, encima de la mermelada y dejando espacio arriba para 
colocar las fresas.
3.
Lavamos las fresas, quitamos las hojitas y las cortamos a trocitos no
muy grandes. Repartimos las fresas arriba del todo de los vasitos encima
de la crema de mascarpone cubriéndolo todo con fresas. Metemos en 
la nevera hasta el momento de servir. Delicioso!



Hasta la próxima!

Firma

jueves, 16 de marzo de 2017

MERLUZA A LA VASCA.

Buenos días,

el otro día pensaba que cualquiera diría que no me gusta el pescado,
la única receta de pescado que tengo publicada en el blog es la del
y no es así ya que tanto carne como pescado me gustan por igual,
eso si, si me ponen un plato de pescado y uno de carne para que 
escoja, siempre prefiero el de pescado.

Así que hoy traigo al blog la segunda receta de pescado, la tan
conocida MERLUZA A LA VASCA o merluza en salsa verde,
una receta que no deja indiferente a nadie ya que se trata de un
plato espectacular cuyo secreto está en utilizar merluza fresca,
ya que el resultado final se nota y mucho de utilizarla fresca o
congelada al igual que las almejas que también tienen que serlo.

Vamos con la receta.... 

INGREDIENTES:
  • 2 rodajas de merluza fresca por persona.
  • 500 gramos de almejas frescas.
  • 5 huevos.
  • 300 gramos de guisantes.
  • 8-10 espárragos de Navarra cocidos.
  • 1/2 copa de vino blanco.
  • 1/4 de litro de caldo de pescado.
  • 1 cucharada de harina.
  • 1 cebolla.
  • 6 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Perejil (mejor fresco, yo no tenía).

PREPARACIÓN:

1.
En primer lugar pondremos las almejas en abundante agua con sal
para que pierdan la arena en caso de que la tengan.
2.
Ponemos a hervir los huevos durante 10 minutos y los reservamos.
3.
Ponemos en el mortero los dientes de ajo junto con bastante
perejil y un poco de sal, y machacamos hasta obtener una pasta.
4.
Pelamos la cebolla, la cortamos pequeñita y en una cazuela  con
 aceite de oliva virgen cubriendo toda la base de la cazuela la 
ponemos que se haga a fuego suave y lento.
5.
Cuando la cebolla esté bien pochada, echamos la picada de ajo
 y perejil y freimos durante un minuto.
6.
Añadimos la cucharada de harina, bajamos el fuego y  rehogamos
un par de minutos sin que se nos queme la harina. 
7.
Vertemos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.
8.
Añadimos el caldo de pescado mezclando todo bien y esperamos
a que hierva.
9.
Echamos los guisantes y dejamos que hiervan unos 10 o 15 minutos,
hasta que los veamos tiernos. 
10.
Añadimos las rodajas de merluza (y un poco más de caldo si fuera
necesario), tapamos y dejamos cocer unos 3 o 4 minutos, dándole
la vuelta a la merluza para que se haga por el otro lado.
11.
Escurrimos y lavamos bien las almejas para quitarles el exceso de
sal y las añadimos a la cazuela, tapamos de nuevo y dejamos 3 minutos
más o menos hasta que las almejas se hayan abierto.
12.
Probamos el caldito y rectificamos de sal si fuera necesario.
13.
Una vez terminado es el momento de poner los huevos ya cocidos y
cortados en cuartos por arriba decorando al igual que los espárragos 
cortados por la mitad.

IMPORTANTE PARA ESTE PLATO:
La salsita tiene que quedar bien ligada con la harina y espesita.
La merluza no tiene que estar demasiado hecha (en su punto 
justo) ya que en ese caso estaría demasiado seca y no tan sabrosa.
Si tenemos en cuenta estos dos aspectos del plato y utilizamos 
merluza y almejas frescas el éxito está asegurado.
Podéis utilizar pescado congelado pero el resultado final no será
ya el mismo. Preparad pan para la salsita, deliciosa con un rico
sabor a pescado.


Hasta la próxima!

Firma

martes, 14 de marzo de 2017

CARACOLES CON CONEJO.

Buenos días!

hoy traigo al blog una receta un tanto especial, y digo especial 
por su producto principal, los caracoles, que gustan o no gustan
hasta el punto que los odias o los amas, sin término medio.

A quién les gusten los caracoles como a mi, este es un platazo,
tanto por su elaboración por la gran cantidad de ingredientes que
lleva y su espectacular majado, como por el resultado final, la
salsa es de esas que estas mojando pan hasta que dejas el plato 
limpio, que eso es lo que me pasa a mi siempre cuando hago
este plato.

Esta vez he usado caracoles congelados y limpios, quería probar
como salen y la verdad es que muy bien ya que son muy sabrosos
y te ahorras tenerlos varios días purgándose y el lavarlos.

Os dejo ya la receta!

INGREDIENTES:

  • 1 kilo de caracoles congelados y limpios.
  • 1 conejo entero cortado a trozos pequeños.
  • 2 cebollas.
  • 1 cabeza y media de ajos.
  • 3 tomates sabrosos para cocinar, yo KUMATO.
  • 4 hojas de laurel.
  • 1 ñora.
  • 2 guindillas.
  • 16 almendras tostadas (más o menos).
  • 16 avellanas tostadas (más o menos).
  • Pan tostado (yo le puse unas 12 mini rebanadas).
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero.
  • 1 cucharada de especias para caracoles.
  • 1 cucharadita de PIMENTÓN DE LA VERA .
  • 1 copa de vino blanco.
  • Harina.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
(Os recuerdo que clicando en la foto la podéis ver más grande)

PREPARACIÓN:

1.
En primer lugar pondremos a hervir los caracoles, para que se vayan 
ablandando y para obtener un jugo de su cocción que luego utilizaremos
en la salsa. En una cacerola grande ponemos los caracoles junto con 
todos los ingredientes que hay en el plato de delante de los caracoles
(en la foto de los ingredientes), que son.... una cebolla, pelada pero entera,
1 cabeza de ajos entera y sin pelar, 2 hojas de laurel, 1 ñora y 2 guindillas
(que no se ven mucho pero están detrás de la harina), salamos y dejamos
hervir media hora.
2.
Mientras se van cociendo los caracoles seguimos con la receta. 
Lavamos, secamos y salpimentamos el conejo. Lo pasamos por
harina y lo freimos en una cacerola grande y honda (ya que en ella
haremos luego el resto), con aceite de oliva virgen extra y los reservamos.
3.
En el mismo aceite sofreimos la otra cebolla y la media cabeza de ajos
(reservando 1 diente de ajo para la picada), picado todo pequeño.
4.
Cuando ya esté doradito añadimos la cucharadita de pimentón 
removiendo bien para que se mezcle pero con cuidado de que no se 
nos queme pues si se quema amarga.
5.
El tomate, lo rallamos, lo añadimos al guiso y dejamos que se sofría.
6.
Cuando veamos el tomate bien frito es el momento de añadir el conejo,
el vino y las hojas de laurel y dejar hasta que se haya evaporado el
alcohol del vino.
7.
Volvemos con los caracoles a la media hora de que hayan hervido.
Los colamos, reservando el caldo de cocerlos y la ñora, el resto lo
desechamos.
8. 
Añadimos los caracoles a la cazuela y lo cubrimos todo bien con el 
caldo de cocer los caracoles. Mientras empieza a hervir preparamos
el espectacular majado. Os podéis imaginar el gusto que tiene la
salsa con todo lo que lleva, preparar pan para mojar!
9.
En el vaso de la batidora poner: las almendras, las avellanas, el pan 
tostado, el diente de ajo crudo y pelado que habíamos reservado, el 
hígado frito del conejo, el puré de pimiento choricero, la cucharada
de especias para caracoles  y la carne de dentro de la ñora reservada 
de cocer los caracoles y le ponemos un poco del líquido de cocer los
caracoles, el suficiente para facilitarnos el batirlo todo bien y batimos
hasta conseguir una mezcla homogénea y se lo añadimos al guiso.
Dejamos cocer media hora a fuego medio, hasta que el conejo y los
caracoles estén tiernos. Listo! y repito.... espectacular!!!


(en la foto los dos trozos de conejos que se ven son grandes porque
para la foto escogí el muslo y la paletilla que me gustan enteros, pero
el resto del conejo va cortado pequeño).

Hasta la próxima!

Firma
 

domingo, 12 de marzo de 2017

SALSA RICOTTA.

Buenos días y feliz domingo!

me encanta la pasta y la gran variedad de salsas que se pueden 
hacer para compañarla y salir de la rutina de la boloñesa, la 
pesto o la carbonara (por nombrar 3 de las más comunes).

Os recuerdo que en el blog ya tenéis la SALSA PESTO,

Y hoy vamos a añadir a la lista de recetas para pasta, la
SALSA RICOTTA, una salsa con un resultado cremoso
que le da el queso Ricotta, un queso italiano muy similar
a nuestro requesón o mató.
Es por ello que si no encontráis la Ricotta se puede sustituir
perfectamente por requesón o mató, aunque por supuesto 
siempre es mejor utilizar el queso original de la receta.

Os dejo la ya receta.

INGREDIENTES:
  • 250 gramos de queso italiano Ricotta.
  • 200 gramos de bacon a lonchas.
  • 500 gramos de tomates sabrosos para cocinar.
(yo he utilizado un tomate ya pelado y troceado ecológico
y delicioso que me traen junto con las verduras ecológicas)
  • 2 cebollas.
  • Albahaca.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

1.
Cortamos el bacon a tiras pequeñas o cuadraditos y en una cazuela 
con aceite lo doramos y después reservamos.
2.
Picamos las cebollas pequeñas y en el aceite de dorar el bacon las
ponemos a sofreir.
3.
El tomate lo pasamos por la batidora y cuando veamos la cebolla 
doradita lo añadimos, removemos todo bien, bajamos el fuego y
lo dejamos cocer durante media hora para que el agua del tomate
se evapore y nos quede concentrado.
4.
Pasada media hora que el tomate ya esté listo, añadimos el bacon y
mezclamos bien.
5.
El queso Ricotta lo ponemos en un plato hondo y lo chafamos bien
con un tenedor, cuando esté, lo añadimos a la cacerola, mezclándolo
muy bien para que se nos quede bien integrado por toda la salsa.
6. 
Salpimentamos al gusto, echamos albahaca por encima y listo!
Nos queda una salsita espesita de color anaranjado muy deliciosa. 
7.
Ahora sólo nos queda escoger una pasta, hervirla y añadírsela a la salsa.



Hasta la próxima!

Firma

jueves, 9 de marzo de 2017

PISTO.

Buenos días a tod@s!

Después de que el otro día viajáramos a Asia con la receta
hoy volvemos a nuestro país con una receta clásica de las
de toda la vida, quién no conoce el PISTO?
se dice que es manchego, de ahí que se le llame pisto
manchego, en Cataluña tenemos nuestra receta de pisto 
llamada SAMFAINA pero que viene a ser lo mismo,
y en Francia esta similar receta es la famosa RATATOUILLE.

Sea de donde sea y la llamemos como la llamemos es una 
receta deliciosa para los amantes de las verduras como yo.
Os recuerdo que en el blog ya tenéis otra receta de verduras,
la ESCALIVADA, también deliciosa con las verduras asadas.

Una receta fácil de hacer que sirve de acompañamiento para
la carne o pescado o también como plato principal si la servís
con un huevo frito encima del pisto, que es como yo lo sirvo
siempre, y si delicioso está ya el pisto solo, tenéis que probarlo
con el huevo frito encima....eso si, preparar pan, mucho pan.

Vamos ya con la receta!

INGREDIENTES:
  •  2 pimientos verdes.
  • 2 pimientos rojos.
  • 2 berenjenas.
  • 2 calabacines.
  • 2 cebollas.
  • 8 tomates (porque son pequeños, si son grandes con 4 son suficientes).
  • Orégano.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

1.
Las berenjenas y los pimientos que van sin pelar los lavamos bien
y cortamos a cuadraditos no muy grandes.
2. 
En una cacerola ponemos aceite de oliva virgen extra y echamos ya 
las berenjenas y los pimientos que se vayan haciendo a fuego medio.
3.
Mientras, pelamos los calabacines, los cortamos a cuadraditos y los 
añadimos removiendo todo bien.
4.
Las cebollas, las pelamos y cortamos en juliana, las añadimos y 
removemos todo de nuevo.
5.
Los tomates los pelamos o escaldamos (que luego es desagradable 
encontrarse las pieles sueltas por el guiso), los cortamos a cuadraditos
y los añadimos.
6.
Ya que todas las verduras están en la cacerola, salpimentamos al gusto,
añadimos el oregáno, lo removemos todo y lo dejamos a fuego suave 
que se vaya haciendo lento hasta que todas las verduras estén tiernas.
Yo lo suelo dejar entre 30 y 40 minutos. Y listo!
7.
Es el momento en mi caso de freir un huevo para cada plato y servir
con el huevo encima. Con estos ingredientes sale bastante cantidad,
si queréis podéis reducir los ingredientes a la mitad, yo utilizo estas
cantidades porque esto se congela muy bien y cuando lo descongelas
está como recién hecho y ya que me pongo congelo para tener ya 
hecho para dos días más.



SUGERENCIAS:

Otra opción si os sobra pero no lo suficiente como para congelarlo
para tener para otro día es pasarlo por la batidora y añadirlo a una
pasta al gusto hervida, nos quedará un delicioso plato de pasta con
una salsita de verduras deliciosa.

Hasta la próxima!


Firma

domingo, 5 de marzo de 2017

PAK CHOI SALTEADA CON SETAS.

Buenos días! y que tengáis un bonito domingo!

Hoy traigo al blog otra receta de esas fáciles, rápidas y encima 
sabrosa y ligera, se puede pedir más?
Puede servir como acompañamiento ideal de cualquier pescado 
a la plancha, rebozado o incluso con carne.
 
Es una receta de la cocina asiática elaborada con Pak choi, el 
Pak choi es una variedad de col china, parecida de vista a la
acelga y de sabor a la endivia, es muy tierna y rápida de hacer,
se puede comer al vapor, en sopa o salteada en sartén como es
el caso de esta receta que va salteada con setas variadas.

Os dejo aquí una foto para que la veáis mejor, que en la que está
en mi foto de ingredientes no se ve muy bien.


Y vamos ya con la receta.

INGREDIENTES:
  • 3 Pak Choi.
  • 500 gramos de setas variadas (yo las usé de las congeladas).
  • 1 copa de vino blanco.
  • Ajos (al gusto, yo usé dos dientes).
  • 1 cucharadita de postre de vinagre de arroz.
  • 1 cucharadita de postre de salsa de soja.
  • Semillas de sésamo (al gusto).
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

1.
Cortamos la base de abajo de los Pak Choi, los troceamos y los lavamos.
2.
Calentamos un poco de aciete en un wok (en caso de que no tengáis en 
una sartén grande), Cuando el aceite esté caliente echamos los Pak Choi
y los rehogamos durante un minuto dandole vueltas.
3.
A continuación añadimos las setas y seguimos rehogando todo junto y
removiendo un minuto más.
4.
Echamos la copa de vino, movemos y dejamos consumir el alcohol,
mientras se consume el alcohol ya se va cociendo el salteado.
5. 
Una vez evaporado el alcohol es el momento de echar las cucharaditas
de vinagre de arroz y de salsa de soja y los dientes de ajo muy muy
picados. Salpimentamos al gusto.
6.
Cuando veamos que el Pak Choi y las setas ya están hechas que tardará
muy poco es el momento de apagar el fuego. Adornamos con semillas 
de sésamo y servimos de inmediato. El juguito que queda está delicioso!


Espero que os guste, os recuerdo que para comentarios o sugerencias
me podéis escribir o bien al correo, o en el apartado "Quieres decirme
algo?" (ambos en la parte derecha del Blog), o también dejando el
comentario en cada publicación, que para ello debéis clicar en el titulo
de color rosa de la publicación y desde ahí y al final de la receta 
veréis un cuadradito que dice "Introduce tu comentario".

Hasta la próxima!

 
Firma